El “desacogimiento” y la “desadopción” en Haití

“Madrid, 21 de enero de 2010.  Aldeas Infantiles SOS, Cruz Roja, Intermón Oxfam, PLAN, Save the Children y Unicef España, (…)

Sin embargo, queremos aclarar que bajo el respeto a la Convención de los Derechos del Niño de Naciones Unidas de 1989, desaconsejamos tanto el acogimiento como la adopción internacional como formas de dar respuesta en este momento de emergencia a las necesidades de este sector de población.

El principal motivo es que tras una catástrofe natural, existen muchos desaparecidos y eso impide conocer la situación familiar en la que quedan muchos niños y niñas. Además, este tipo de medidas de protección a la infancia que suponen un desarraigo con el entorno de origen, están especialmente desaconsejadas en los momentos inmediatamente posteriores a las catástrofes por las consecuencias emocionales que generan en sus vidas. Está demostrado que la evacuación de niños y niñas víctimas de una catástrofe y su colocación temporal en familias en el extranjero es más traumática que útil. El cambio en el entorno conlleva un nuevo trastorno en sus vidas que se añadiría a los diversos traumas que acaban de vivir. En el caso del acogimiento temporal en el extranjero, el posterior retorno finalizada la fase de emergencia conllevaría una readaptación al contexto social de origen, lo que constituiría un nuevo factor estresante para su desarrollo.

En el caso concreto de España, la propia  Ley de Adopción Internacional 54/2007 de 28 de diciembre,  en consonancia con el Convenio de la Haya en materia de Adopción Internacional de 1993, impide expresamente llevar a cabo este tipo de actuaciones en el caso de desastres naturales como el de Haití.“

 Muchas han sido las muestras de solidaridad con el pueblo haitiano y con sus habitantes más débiles, los niños, pero como se puede leer en todos los medios, SE DESACONSEJA EL ACOGIMIENTO Y LA ADOPCIÓN, es más, la Ley española PROHIBE la adopción  en países en situación de catástrofe. En un primer acercamiento a la materia, tiene una lógica explicación, dado que padres y familiares pueden haber sobrevivido, estableciéndose una situación cruel, tanto para el menor, padres como para los adoptantes, iniciando el procedimiento de adopción sin conocer realmente la situación real del niño, teniendo que  destruir ilusiones creadas.Pero, y el acogimiento? tampoco es posible? por lo visto no, de momento. Según declaraciones de la vicepresidenta del gobierno, “no es de hoy para mañana” y se realizarán en un plazo de DOS AÑOS, todo para preservar la seguridad y protección del menor. DOS AÑOS, se pueden esperar dos años? cuando el acogimiento está pensado como figura temporal y como mucho intermedia antes de la adopción?No, por lo visto no, y por qué? pues porque existen diferencias, pero no sólo sociológicas, de costumbres o usos de cada país, no, sobre todo porque existen diferencias económicas y socio-políticas; un niño que viniera a España, tendría: una cama para él, mínimo 3 comidas al día, una ducha diaria, grifos con agua  -fría y caliente-, educación, luz, leche….y es evidente que si el menor tiene que volver, el choque frontal puede provocar cuanto menos un rechazo, si bien, tendría que rehacer su vida en unas “comodidades” paupérrimas.

Entonces? qué niños se pueden acoger? sólo los que mantengan el mismo estatus en origen y en destino? niños que estén acostumbrados a jugar con “la play o la X-box”, niños que sepan qué es un grifo con agua caliente en cualquier momento?

No digo que los que están en esa situación no tengan derecho a ser acogidos, lo que quiero expresar es que precisamente en situaciones desfavorecidas, en donde la muerte, la putrefacción, la desnutrición, las infecciones y todo lo que no desearíamos para un hijo nuestro, se dan, es más necesaria esta institución temporal.

El problema es otro, y no es la rapidez legislativa, de acuerdos internacionales, de seguridad etc…el problema es la diferecia social y económica, esto es lo que hace que el cambio de hemisferio o de paralelo, sea un problema, aquí es donde se evidencia el egoismo y la pasividad de tantos paiés y tanta organización internacional.

Ni se le ocurra acoger un niño de Dubai, tendrán serios problemas de adaptación, usted y el niño, como haría para llevar al crio al colegio bilingue en un infinity? como haría para que el niño no iniciara por sí solo los trámites por internet de vuelta a casa? o un niño noruego, francés etc…, según estudios internacionales, son los países con mejor nivel de vida.

Quiero aclarar que el acogimiento no sólo está pensado para niños económicamente desfavorecidos, sino también para menores mal tratados, sin cuidado educacional o cualquier otro tipo de descuido moral que incida en su correcta formación, pero este es otro problema ¿quién decide qué es o no un buen trato, asistencia o educación, se tiene en cuenta las diferentes situaciones familiares?…, pero no es aquí donde quiero tratar esta problemática).

Con todo lo anterior, quiero decir que no sólo se nos venga a la cabeza cuando hablamos de acogimieto, la imagen de un niño desnutrido, hay más casos que no se atienden correctamente, como tampoco se ayuda correctamente a las failias que ante situaciones extremas no pueden cuidar adecuadamente de sus hijos y se les priva del ejercicio de la patria potestad. Es más fácil y económico retirar al menor que no averiguar las causas y poner los medios en los casos que realmente son necesarios.

Pero volviendo al tema inicial, los menores en situación de catástrofe tienen que sobrevivir en esa situación, hacerse fuertes, comer lo que puedan, sufrir infecciones y beber agua infectada, porque luego cuando tengan que volver sufrirán de inadaptación. Maldita diferencia social que obliga a que esta situación provoque la muerte de muchos de los niños que hoy están vivos, tengan que seguir sufriendo un estado de desorden, inseguridad constante y falta de alimentos.

Esta es la cooperación internacional que tenemos, igual para igual, y el desfavorecido, condenado a sobrevivir y a no ser separado de su habitat natural ” Readaptación al entorno social” (en palabras de las organizaciones internacionales, bonito eufemismo), no suena esto al trato que se da a los animales?

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Mundo, Opinión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s