18 de mayo día internacional de la vacuna contra El SIDA: un negocio redondo para las multinacionales farmaceúticas

Hoy 18 de mayo se celebra el día internacional de la vacuna contra el sida, se escogió esta fecha por  un pronunciamiento del entonces presidente de los EE UU Bill Clinton, el 18 de mayo de 1997. Clinton habló, en ese momento, de la necesidad de obtener una vacuna contra el sida en un plazo máximo de 10 años. Han pasado trece desde dicho compromiso político, y ahora, más que nunca, el mundo necesita una vacuna contra el sida. Empresas, organizaciones no gubernamentales, países etc… a todos se les llena la boca con palabras vacías y sacos llenos para “investigación” y rentabilidad, cuando no tenemos pronunciamientos tan insolidarios como los del Vaticano, ya conocidos por todos.

Muchos han sido los experimentos y pruebas realizadas con humanos (sobre todo en África, donde mayor incidencia de esta enfermedad existe pero en donde menos obstáculos se encuentran); pruebas con principios activos y químicos altamente tóxicos para la precaria salud de estas personas.

Grandes farmacéuticas como Abbott, Merk o Roche, son algunas de las grandes marcas, que podemos estar seguros no regalarán vacunas para los más de 25 millones de afectados por el VIH en ese continente

Quienes se oponen a la “versión oficial” sobre el SIDA tienen a su favor el hecho de llevar años jugándose su prestigio profesional y personal, mientras las farmaceúticas se enriquecen cada vez más.

En el artículo publicado el 11 de 11 de 2008, en Kaos en la Red, se aportan datos tan espectaculares como los que a continuación transcribo, ya que me parece interesante que se conozcan los orígenes y tergiversación de las investigaciones que posteriormente salen a la luz.

El Dr. Mullis, que recibió el Premio Nobel de química en 1993 por inventar una técnica para “detectar” el supuesto virus del SIDA, declaró que esta técnica no sirve para contar virus del VIH  y que hubiera renunciado al Premio Nobel si hubiera sabido para qué se iba a utilizar su descubrimiento. Incluso ha afirmado que el virus VIH no tiene nada que ver con el SIDA. Mullis es uno de los muchos científicos disidentes de la hipótesis de que el SIDA sea causado por un virus, hipótesis que es    la más difundida, gracias al aporte financiero de los grandes laboratorios involucrados en la industria del SIDA, como Roche y Abbott.

El conocido AZT (Retrovir) no fue creado para el tratamiento del SIDA y no es un antiviral, es un compuesto químico que se invento en 1964 como quimioterapia para combatir el cáncer, pero se dejó de lado porque incluso en dosis bajísimas resultaba muy tóxico. En 1964, los experimentos con AZT en los ratones con cáncer mostraron que el AZT era tan eficaz para destruir células saludables en desarrollo, que los ratones murieron de toxicidad extrema. Como resultado se cerró el asunto y no se suministró en ninguna persona. La Compañía farmacéutica Glaxo-Smith Wellcome, empezó una campaña para sacar al mercado el AZT como un medicamento para el SIDA, consiguió la aprobación de la patente para el AZT como un tratamiento contra el SIDA, después de un estudio muy deficiente de sólo cuatro meses de duración.  La muerte por intoxicación con AZT se interpreta siempre como muerte por SIDA.

El Fuzeon, a 2.300€ la dosis inyectable para un mes, aún no se sabe si sirve de mucho y sólo se administra como último recurso a pacientes altamente intoxicados con otras terapias, o sea, la muerte por intoxicación con Fuzeon se rotulará siempre como muerte por SIDA de todas maneras. Es inyectable…pero con una jeringa de gas comprimido que solamente vende Roche. Además hay que pagar las clases para aprender a usarlo.

La industria del SIDA es la que mueve más dinero en el mundo, después de las armas de guerra y el narcotráfico. Y que uno de los principales inversores en la industria farmaceútica es Donald Rumsfeld, ex-ministro de defensa de la administración Bush y que ha causado millones de muertos en todo el mundo desde la invasión de Afganistán en el 2001, pero millones de dolares de beneficios, para la industria armamentística.

Como hemos apuntado, en Africa, las condiciones para detectar SIDA avaladas por la OMS  son:
*Si tienes diarrea, adelgazamiento y tos, se te clasifica como enfermo de SIDA.
*Si tienes diarrea, fiebre y tos, también tienes SIDA.

El test de Elisa, el más barato e inespecífico, es el más  utilizado en el tercer mundo. Siempre da positivo. En un estudio se determinó que podría llegar a dar hasta un 84% de falsos positivos  En los países desarrollados está retirada, en países pobres, tristemente, se utiliza como prueba definitiva.

Todo esto hace que millones de personas en todo el mundo,  se vean abocadas a los letales retrovirales, en aras  de los beneficios empresariales de las multinacionales farmaceúticas.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Opinión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s