Horas extraordinarias

Muchos son los sectores, en los que actualmente las horas extraordinarias, no son tan extraordinarias. Sobre este tema habría que preguntarse, el por qué las realizamos: el mantenimiento del puesto de trabajo, evitando represalias por parte del empresario,  la pura necesidad o la suma de las dos.

Todas ellas,  justificaciones que evidencian la precariedad del mercado laboral, llegando en muchas ocasiones a rozar los extremos de la esclavitud, pagando un salario de miseria y teniendo que rendir el doble para dar beneficios a las empresas, que rebajando salarios, formación, seguridad y costes, consiguen cerrar contratas y ganar concursos de prestación de servicios “mal vendiendo” la productividad de sus empleados.

Muchas son las contradicciones que nos rodean en cuanto a la jornada laboral y salario, la tan nombrada “conciliación de la vida laboral y familiar” tan sólo un lema populista, marketing político, que luego no vemos transformar la realidad, (eso sí el gobierno puede apuntarse 5 milones de familias que desgraciadamente ahora si que concilian la vida familiar, sólo esa).

Siguiendo con las mencionadas contradicciones, se permiten salarios muchas veces por debajo del SMI o similares (S.M.I.: salario mínimo interprofesional, que no sé quién entiende que con menos de 700€ se puede vivir), se permite la realización de horas extraordinarias de forma indiscriminada, amparándose en las necesidades del sector y en la voluntad de la negociación colectiva, operadas por esos sindicatos, que erigiéndose en “guardianes y protectores” son los que posteriormente firman convenios y acuerdos que permiten ceder el trabajo, tiempo y salario al empresario, concediéndoles la “franquicia” de nuestros derechos para poder negociar frente a sus clientes.

Habría que establecer un salario digno que permita vivir y trabajar,  sin tener que entregar, a precio de saldo el tiempo y trabajo, el valor como persona y la dignidad.

Las horas extras, hacen que el balance de la empresa, ahorrándose seguros sociales, altas, bajas, salarios base, etc..vea en buena medida aumentar sus beneficios, explotando a los trabajadores que por miedo a perder su trabajo o que por necesidad, no les quede más remedio que realizarlas.

Todo esto también contribuye al desempleo, a más horas extras menos trabajo a repartir.

Fomento al empleo, salario digno y horarios de acuerdo con la Ley, sí sería una reforma laboral y no pretender establecer un despido libre cuando ya lo tenemos, y de los más baratos de Europa.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Laboral, Opinión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s